Acacyr adquiere dos obras de Alfonso Caro

Alfonso Caro Caro (1940-1985) fue un artista cabrileño de gran proyección que en opinión de muchos hubiera destacado en el mundo del arte contemporáneo de no haber fallecido tan joven. No obstante, sus creaciones le permitieron vivir de la pintura y la escultura durante buena parte de su vida.

Las obras recientemente adquiridas por la Asociación Cultural Arturo Cerdá y Rico están fechadas en 1970, momento que podemos considerar el inicio de su carrera como artista profesional. Se trata de una pintura y una escultura que podríamos adscribir a su primera etapa, llamada de “nueva figuración”.

Eran propiedad de Ramón Jorge Olivé Rico, cuyas hijas nos envían unas líneas explicando quien era su padre y lo que estas obras significan para la familia:

Ramón Jorge Olivé Rico (San Asensio, La Rioja 1943 – Barcelona 2021). De padre catalán y madre riojana, su familia se traslada a Barcelona en 1948, ciudad donde cursó estudios secundarios en la escuela La Llotja. Gracias a sus inquietudes artísticas, y también a raíz de su matrimonio con la ilustradora Gemma Sales Amill, se fue relacionando con profesionales y artistas punteros de la época, entre ellos, Alfonso Caro. Y así fue como de una mutua admiración surgió una relación de amistad entre ambas familias. El temprano fallecimiento de Caro convirtió sus obras en objetos de gran valor para nuestro padre, no sólo a nivel artístico, también a nivel sentimental y personal. Tanto la escultura como la pintura que hoy tenéis, siempre tuvieron un lugar especial en casa de nuestro padre. Ahora, tras su fallecimiento nos parecía que lo más adecuado era que la obra de Caro estuviera en “su casa”, por eso nos hace muy felices que estas obras queden en un espacio tan digno, en el lugar donde nació su creador.

Eva, Elizabeth y Mònica Olivé Sales

Desde la Asociación Cerdá y Rico queremos dar las gracias a las hermanas Olivé Sales por su sensibilidad y por facilitar que estas obras formen parte de nuestros fondos. De momento quedarán expuestas en la biblioteca de la casa-museo de Arturo Cerdá y Rico.

Las obras recién adquiridas en uno de los estantes de la biblioteca de la sede de Acacyr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.